Déjanos un comentario :D

Buscar en este blog

Seguidores



lunes, 31 de mayo de 2010

Themerín, violonchelo y voz

Pues sin más que añadir respecto a la entrada anterior. Os dejo con el otro curioso instrumento. ^^

Themerín

El theremin (théremin o théreminvox), llamado eterófono en su versión primitiva, es uno de los primeros instrumentos musicales electrónicos. Inventado en 1919 por el físico y músico ruso Lev Serguéievich Termen (quien luego afrancesó su nombre a León Thérémin).

El diseño clásico consiste en una caja con dos antenas. Se ejecuta acercando y alejando la mano de cada una de las antenas correspondientes, sin llegar a tocarlas. La antena derecha suele ser recta y en vertical, y sirve para controlar la frecuencia o tono: cuanto más cerca esté la mano derecha de la misma, más agudo será el sonido producido. La antena izquierda es horizontal y con forma de bucle, y sirve para controlar el volumen: cuanto más cerca de la misma esté la mano izquierda, más baja el volumen, y viceversa.

Originalmente, su versión más primitiva fue llamada Aetherophone (que se podría traducir como Eterófono), y constaba sólo de la antena de tono. Dicho diseño fue tempranamente mejorado por el inventor, añadiendo posteriormente la antena para controlar el volumen. Actualmente, algunos de los modelos caseros y comercializados de Theremin disponen tan sólo de la antena que controla el tono, lo cual siendo rigurosos les convierte en realidad en un "Eterófono", y su uso frecuentemente es el de un aparato para efectos especiales más que un instrumento musical, al no poder acentuar ni separar las notas producidas.

También se han llegado a producir theremines de forma más o menos artesanal con formas de interactuar muy distintas, como por ejemplo, theremines ópticos que miden la cantidad de luz que les llega a un sensor. También la empresa Roland comercializa en algunos de sus módulos un sensor de infrarrojos llamado D-Beam, con el cual se puede controlar no sólo el tono, sino alternativamente el parámetro que se elija.

Los theremines originales estaban fabricados con las entonces novedosas, válvulas de vacío, que presentaban problemas de mantenimiento y estabilidad térmica, además de necesitar altos voltajes para su funcionamiento, que, aunque no son un peligro para el ejecutante, si lo son para un intento de mantenimiento por inexpertos.

Actualmente existen multitud de firmas que comercializan versiones transistorizadas de theremines, los cuales son más robustos y adecuados para el transporte, de mucho menor consumo eléctrico y mucho más estables.

Originalmente, el timbre de los theremines se asemejaba a algo entre un violonchelo y una voz humana. Su inventor, además de físico, era violonchelista. En la actualidad existen incluso modelos que participan de la tecnología midi, lo cual les posibilita tener, virtualmente, cualquier timbre que se desee utilizando un sampler o muestreador, pero dicho efecto raramente produce sonidos creíbles, al no estar pensado el diseño originario en ese sentido.

El mismo principio físico que permite tocar un theremin se utiliza en la fabricación de sensores ultrafinos que detectan diferencias nanométricas en el relieve de objetos, que se usan para ajustar el pulido de los más grandes y complejos telescopios ópticos.


En el pasado las figuras más representativas asociadas al instrumento fueron Clara Rockmore, Samuel Hoffman y Lucie Bigelow Rosen entre otros. Actualmente, un gran número de thereministas buscan seguir el legado de los grandes virtuosos del instrumento, algunos de ellos son: Lydia Kavina, Barbara Buchholz, Carolina Eyck, Ernesto Mendoza, Peter Pringle, Robby Virus y Pamelia Kurstin.

En otro nivel, grupos avant-garde como los holandeses The Gathering, utilizan el theremin combinando el sonido con guitarras eléctricas, para conseguir un sonido distorsionado muy caracteristico.

En el disco Allenrok de Estopa, la banda de Cornellá lo utiliza en una de sus canciones.

Y aquí otros dos vídeos. ^^




3 comentarios:

Cubito de hielo dijo...

O.O que instrumento tan... tan... no encuentro palabras xDXD me ha sorprendido, esto es la prueba de que la física es aburrida en si, te lleva crear cosas raras. Pero se ve interesante el instrumento, aunque también se ve difícil de manejar

Kizoku Nozomi dijo...

Llevo tiempo queriendo comentar esta entrada. La canción de Zelda me encanta.
Nunca había visto este instrumento.
Parece que no toques nada, que sólo acaricies el aire. Me gustaría poder palpar uno en persona, jaja.

Hugo dijo...

A la vista parece muy sencillo, simple.
Pero dar con las notas correctas acariciando el aire... Toda una experiencia.

Publicar un comentario

 
 

Todos los derechos reservados.
El diseño de la plantilla y todo su contenido ha sido creado por Paula Salguero (Chiisa Yanagi). El contenido de esta obra está bajo licencia.